MARÍA JESÚS MATA CARRETERO O LA ALEGRÍA DE VIVIR

Fue en el año 1995 cuando conocí a María Jesús Mata Carretero, comenzó siendo alumna de «Economía de Empresa» y, con el tiempo, se convirtió en amiga.
Hace unos meses quedamos a tomar un café y coincidimos, tras dos horas de conversación, en lo interesante que podría resultar su experiencia de vida para ilustrar acerca de conceptos que forman parte del mapa conceptual de la asignatura «Creación de empresas», asignatura que imparto en diferentes grados universitarios en la Universidad de Almería.
Un cuatro de marzo de 2019 María Jesús hizo las veces de ponente en la clase a la que asiste el alumnado de Marketing.

Durante una hora y media María Jesús habló de capacidades diferentes, de la necesidad de aplicar la empatía y la simpatía en el ámbito de las relaciones interpersonales de las personas con capacidades diferentes, de la necesidad de preguntar a la diferente para acercarse a su realidad, de la orientación al logro, de la gratitud hacia maestros y maestras, hacia profesores y profesoras, hacia compañeros y compañeras de su Canjáyar natal o de sus años de universidad. Es ese entorno afectivo, con su familia como piedra angular, el que le ha ayudado a superar retos sucesivos, deliberados o sobrevenidos.
También nos habló de la necesidad de reírse de uno mismo, de los comportamientos inadecuados, del desconocimiento y de la grandeza o mediocridad del ser humano.
Personalmente, quería que nos ayudara a comprender su realidad y a mejorar la forma en la que desde las empresas se enfoca la inclusión, más allá de lo políticamente correcto.
Su relato nos ha mostrado la determinación, la perseverancia, la importancia del apoyo del entorno, la importancia de formarse, de cobrar experiencias. Ha sido fácil observar su orientación al cambio, su capacidad de asumir riesgos, su habilidad para organizarse y planificar sus tareas, encomiable su capacidad de relación y comunicación.
María Jesús, licenciada en ciencias empresariales, ha sido gerente de una empresa agroalimentaria y personal técnico de una asociación cuyo objeto es la inclusión. Habitualmente, participa como conferenciante en diferentes foros. Dada su trayectoria, resulta fácil comprender el gran número de reconocimientos y premios recibidos. En la actualidad su propósito vital es seguir ayudando a personas con discapacidad, en entornos docentes y en entornos familiares.
Como profesor, quería traer a un plano real la responsabilidad social de la empresa y observar como la iniciativa personal es consustancial a la iniciativa emprendedora. Habrá tiempo de continuar hablando de VAN, TIR y saldos de tesorería, materias que fueron el motivo por el que conocí a María Jesús.
Mi alumnado sabe de mi gusto por los héroes y heroínas cercanos, por mi aversión a la burbuja emprendedora y mi querencia por el «slow emprende». Por ello, prefiero el relato de María Jesús al de Steve Jobs, aunque no son incompatibles.
Todo se debe a un ejercicio de naturalidad, también de proximidad, términos a los que ha recurrido María Jesús en su relato.
Al final, María Jesús enlazó varios «imagina». Es su alegría de vivir, también su naturalidad, la que nos lleva a imaginar, por tópico que resulte, que este mundo inmundo puede ser mejor
 
 

BEATRIZ SEGURA Y LOS RECURSOS MADEREROS DE LA SIERRA DE CAZORLA. SÍ, ESTO SÍ ES DESARROLLO RURAL

A primera hora de la mañana, En Vadillo-Castril, en el corazón de la Sierra de Cazorla esperaba, junto al equipo de grabación, a Juan Antonio Marín, gerente de la Asociación de Desarrollo Rural Sierra de Cazorla.

Admirados por la belleza y quietud del lugar, planificábamos una mañana intensa, somnolientos aún por la grabación de los conciertos de Bluescazorla y prestos a tomar las primeras imágenes del día, recursos que servirían para dar testimonio del potencial paisajístico del lugar en un corto documental referido a la estrategia de la ADR Sierra de Cazorla para la puesta en valor de los recursos madereros.

Beatriz Segura Plaza. Arquitecta autora del estudio recursos madereros

Juan Antonio, magnífico en su papel de cicerone, nos presenta a Antonio Carrasco, gerente de Alma GAIA, empresa concesionaria de la explotación del CiCum (Centro de Interpretación de la Cultura Maderera). Este centro, auténtico en su concepción, registra la historia del centro de transformación que RENFE mantenía en Vadillo-Castril para la producción de las traviesas de madera que servían a la red ferroviaria. Es el hormigón el material que sustituye a la madera en esta función, en una especie de metáfora de la relación urbano-rural, provocando con ello que la población de este anejo de Cazorla se viera abocada a emigrar.

Posteriormente, en primera persona, Juan Antonio nos habla del diagnóstico que realizan para detectar los posibles usos de la madera, refiriéndose a la salida inexorable de la madera de la comarca como factor de pérdida de valor añadido comarcal y hablando de los objetivos alcanzados con el Proyecto de Cooperación EURENERS, de cara a la sostenibilidad medioambiental y al aprovechamiento de los recursos madereros.

 

Con Juan Antonio Marín, gerente ADR Sierra de Cazorla

Es la ADR Sierra de Cazorla un Grupo de Desarrollo Rural con estrategia, motor de innovación en la comarca y estímulo de sinergias entre diferentes agentes locales, también promotor de redes de apertura que tanto bien hacen a los espacios rurales. El desarrollo rural, a diferencia de otras políticas, no ha de evaluarse de forma conjunta, siendo higiénica y necesaria una evaluación de la política de desarrollo rural de cada Grupo de Desarrollo Rural, detectando buenas y malas prácticas, promoviendo e incentivando el buen desempeño y corrigiendo o penalizando la mala gestión.

En todo lo observado en las primeras horas de la mañana habíamos identificado elementos suficientes para evaluar la bondad del proyecto de puesta en valor de los recursos madereros. Sin embargo, cerca del mediodía nos desplazamos a Cazorla, población que se encontraba inmersa en la celebración de su afamado festival Bluescazorla. La jornada nos depara un encuentro que nos permite certificar el calado de un proyecto de esta envergadura.

En Cazorla, con la música de Burning de fondo, entrevistamos a Beatriz Segura Plaza. La entrevista se desarrolla  bajo una de las pérgolas de madera diseñadas por esta joven arquitecta, natural y residente en Peal de Becerro, población donde se localiza su estudio profesional.

El aplomo de Beatriz, el rigor de sus argumentos, la defensa de la puesta en valor de la madera como elemento clave de desarrollo local, evidencian el margen de desarrollo que las comarcas rurales plantean para jóvenes profesionales que se diferencien por la excelencia de su desempeño, también la importancia de favorecer liderazgos por parte de personas de la cualificación y determinación que observamos en Beatriz.

Al saber de mi origen almeriense, Beatriz me habla de su proyecto de construcción sostenible y bioclimática en la localidad de Almócita, circunstancia que aprovecho para informarle acerca de los proyectos que la ADR Alpujarra-Sierra Nevada Almeriense promueve para la mejora de los espacios públicos en los núcleos urbanos de la comarca.

En el proyecto observamos innovación, promoción de sinergias, mejora del capital social rural, fomento de la actividad económica, mejora de la calidad de vida vía habitabilidad y mejora del paisaje urbano, contribución a la mitigación del cambio climático, mejora del capital cultural rural, liderazgo femenino y joven de la iniciativa…

Son tantos los impactos observados que la evaluación de las acciones resultan una baza para seguir defendiendo, apostando y promoviendo la revolución silenciosa que muchas Asociaciones de Desarrollo Rural han llevado a los espacios rurales andaluces.

Al aprovechar la narrativa para evaluar el programa de desarrollo rural de la ADR Sierra Cazorla confirmamos que sí, que esto sí es desarrollo rural. Una fórmula que, tras más de veinte años, demuestra que, más allá de etiquetas, los territorios rurales vienen mostrándose inteligentes, gracias a la labor de personas como Antonio Carrasco, Juan Antonio Marín o como Beatriz Segura Plaza.

 
 
 

QUESOS EL PORTICATERO, EN LA SIERRA DE LAS NIEVES. SÍ, ESTO SÍ ES DESARROLLO RURAL

La historia de Carmen Ruiz es una historia que nos permite comprender el éxito del desarrollo rural en una comarca como la Sierra de las Nieves, comarca malagueña que se extiende entre la Serranía de Ronda y el Valle del Guadalhorce.

En Yunquera (Málaga) el cierre de los talleres de confección que proveían a la empresa textil Mayoral supuso un duro golpe para la economía de este municipio, excesivamente dependiente de dicha actividad, especialmente en lo que se refiere al empleo femenino al tratarse de un sector feminizado. Entre esas trabajadoras que perdieron su empleo en Mayoral se encontraba nuestra protagonista.

Solicitamos a Carmen la posibilidad de realizar la grabación tras el desarrollo de las operaciones habituales de la quesería de la que es propietaria. Como siempre, nos interesa su historia de vida, encontrando en su relato elementos que nos permiten comprender la naturalidad de su iniciativa, prescindiendo la misma de elementos o artificios propias de la burbuja emprendedora que parece absorbernos. También, la historia de Carmen nos permite narrar una experiencia de desarrollo rural, fórmula ideal para evaluar los impactos y para trasladar el efecto demostrativo de esta experiencia.

Carmen Ruiz, Quesos El Porticatero

Carmen muestra resiliencia, orientación al logro, determinación, paciencia, orientación al cambio, perseverancia, apoyo familiar, capacidad de relación, comunicación (natural o no impostada) y otras actitudes y habilidades que podrían servirnos para explicar las características de un perfil emprendedor. Entre estas actitudes también se encuentra la humildad, permitiéndole comprender la necesidad de formarse y de cobrar experiencia en otros sectores. Como en otros casos, la formación y las prácticas que suceden a la misma le llevan a plantearse la posibilidad de crear una empresa geriátrica.

En plena producción. Quesos El Porticatero

Es en este momento cuando Carmen contacta con el Grupo de Desarrollo Rural, no era la primera vez que lo hacía. En ese contacto Carmen da muestras de su capacidad de escucha, otra actitud emprendedora que le permite atender al asesoramiento del equipo técnico del Grupo de Desarrollo Rural Sierra de las Nieves. Es en este momento cuando se plantea la posibilidad de formarse como maestra quesera, a rebufo de las experiencias que han llevado en las dos últimas décadas a la decidida puesta en valor de los quesos de cabra malagueños.

Tras recibir información, asesoramiento, apoyo y mucho cariño, demostrando que la inteligencia emocional debería imponerse en todos los ámbitos, por parte del equipo técnico del GDR Sierra de las Nieves, Carmen cursa estudios en el exitoso centro de formación que el organismo IFAPA tiene en Hinojosa del Duque, en la provincia de Córdoba. Un año más tarde, tras cobrar experiencia apoyada por un maestro quesero, Carmen inicia la producción en el municipio de Yunquera.

Cuando visitamos Quesería El Porticatero, Carmen nos habla de la calidad de sus quesos, de la aceptación por parte del mercado, de la creación de un puesto de trabajo estable para su hijo y de la posibilidad de ampliar. El testimonio de Carmen nos permite narrar en qué consiste el desarrollo rural, también comprender su carácter epidérmico, el contacto directo, la preocupación o el afán compartido, la relación personal frente a la mera justificación institucional.

Llama mi atención su responsabilidad social, extensiva a los aspectos que afectan al medio ambiente y al cambio climático. El suero lácteo se emplea como fertilizante ecológico por parte de una empresa de la comarca, destacando la sinergia de su actividad con la de esta empresa o con la de los pastores de la Sierra de las Nieves.

En otro orden, observamos los impactos de aquella formación inicial, del asesoramiento del Grupo de Desarrollo Rural Sierra de los Nieves, de las ventajas que han traído consigo las acciones de cooperación alrededor del queso puestas en marcha por los GDR andaluces, de las bondades de la formación del Centro IFAPA de Hinojosa del Duque o del destino de la ayuda con cargo al Programa LIDERA, dentro del eje 4 FEADER.

Cada vez que vuelvo a Yunquera, busco el momento de visitar la quesería de Carmen y su familia, atraído por la calidad de sus quesos. Como siempre, Carmen me recibe con esa sonrisa, natural y no impostada, testimonio de quien parece feliz por los logros conseguidos y por lo que pueda depararle un futuro ahora más cierto.

Sí, esto sí es desarrollo rural. Así lo contamos en la Acción de Cooperación Málaga Rural, proyecto de Evaluación del Programa LiderA en la provincia de Málaga.

 

El origen picarón de la Barbie

Suelo recurrir a casos peculiares para hacer comprender al alumnado la importancia de la apertura mental para estimular procesos creativos. De ahí, esa insistencia en promover la curiosidad del alumnado como método principal de desarrollo de sus posibilidades creativas. Además, observo el interés que historias de este tipo siempre han suscitado entre diferentes perfiles del alumnado, circunstancia que me anima a introducir este tipo de historias en mis clases.

El pensamiento lateral tiene su base en la búsqueda de soluciones o aplicaciones peculiares de objetos o métodos que, en un principio, nacieron con otro objeto o vocación. Puede ser incluso un divertimento intelectual que hace las veces de entrenamiento creativo, es el caso de los acertijos laterales.

Pero nada mejor que introducir un objeto conocido y aludir a un origen insospechado del mismo para concentrar la atención del alumnado. Más aún si dentro del alumno o la alumna revolotean las mariposas del alma, expresión poética con la que Don Ramón y Cajal se refería a las neuronas.

Centrados en el recurso docente, tenemos que remontarnos a la Alemania de la posguerra, en la década de los cincuenta del siglo XX, y a la redacción del periódico Bild.

El director de este conocido periódico alemán solicitó a su principal dibujante (Reinhard Beuthien) que creara un personaje que protagonizara sus viñetas, aportando la luz y el ingenio de una etapa social y económicamente optimista (Alemania se reconstruía e industrializaba al socaire del Plan Marshall).

La propuesta del dibujante fue la de introducir a un bebé, con cuyos comentarios pretendía provocar la sonrisa de los lectores de Bild. La respuesta del director fue del todo negativa, indicándole que no encontraba frescura alguna en aquella propuesta. Fue entonces cuando el dibujante cambió radicalmente su propuesta, naciendo Lilli, una sugerente mujer con cintura de avispa, cola de caballo, escotes atrevidos y comentarios que parecían extraídos de un número de revista o de la recreación de una auténtica pin-up.

Los lectores del Bild acogieron con agrado a la «desvergonzada» protagonista, convirtiéndola en un verdadero mito erótico del público masculino. Las imágenes que empleo para introducir esta historia así lo demuestran.

Lilli

En el verano de 1956 los copropietarios de la empresa Mattel (el matrimonio formado por Elliot y Ruth Handler) viajan por Europa, comprando Ruth una muñeca para su hija Barbara y otra para ella, a sabiendas de que el objeto de la muñeca no era el de servir como juguete a pequeños y conocedora del interés de su hija por tener muñecas más parecidas a las personas mayores.

De vuelta a Estados Unidos, empleando el modelo de la muñeca Lillie se crea la muñeca Barbie, denominada así por el diminutivo empleado para nombrar a su hija Bárbara.

¿Qué pasó entonces con la exitosa Lillie? La empresa Mattel compró sus derechos y en una especie de eutanasia comercial la dejó morir a mediados de la década de los sesenta.

A Barbie le quedada un largo recorrido, posiblemente sin saber que con los años crecerían sus caderas (en esas anda Mattel) y que su canon californiano de belleza tendría que debatirse entre muñecas de estética gótica.

Esta explicación la realizo ante el alumnado cubriendo la peana que indica el nombre de Lilli, todos ellos indican que aquella muñeca de tintes eróticos es la famosa muñeca Barbie. Tras contarles la historia, comprenden que no estaban en lo cierto.

LILLI (1952) y BARBIE (1959)

LILLI (1952) y BARBIE (1959)

HEBRA Enrutados. Cultura Emprendedora GDP Almería Occidental

Hace ahora unos años comentaba la posibilidad de abordar estudios de caso que permitieran visibilizar la iniciativa emprendedora de base endógena. Fue entonces cuando este amante del naming pensó en otro acrónimo que jugara con un doble sentido: el de las palabras que daban lugar al mismo y en la del acrónimo creado.

Nacían las Historias de Empresas de Base Real Andaluzas (HEBRA’s). Si soy sincero, las historias podrían ser de cualquier lugar, pero la “a” final era necesaria por aquello de la eufonía y también por el uso de la palabra hebra con todas las posibilidades que nos da ese denostado diccionario y que van desde la esencia del azafrán al segmento de hilo que introducimos por un ojal. Además, disfruto de los territorios andaluces continuamente, amplificando mi sentimiento identitario y de pertenencia a esta tierra, superando la banalidad y las vanidades políticas.

Sí, enhebro para hilar, para crear costuras con el conocimiento, del que aprendo y el que vierto con vocación infinita, y lo hago fiel a un manual de estilo en el que creo firmemente, con un respeto hacia el tema tratado y hacia la persona o personas entrevistadas.

Cada HEBRA es distinto, cada HEBRA es un trabajo de autor y conlleva un nivel de desarrollo importante en su concepción, en su desarrollo y en su interpretación. Cada HEBRA es una oportunidad para el profesorado, una oportunidad de enseñar vía realidad, hecho constatable e iniciativas emprendedoras de carácter endógeno.

Fue así como me acerqué a Juan José Amate, persona a la que conocí hace ahora unos años, y de la que tenía referencias, buenas referencias.

Juan José Amate, a los pies de Torre Cerrillos, punto de las rutas de enrutados

Juan José Amate, a los pies de Torre Cerrillos, punto de las rutas de enrutados

Cuando recibí el encargo de elaborar un plan de formación sobre cultura emprendedora, en el ámbito del Grupo de Desarrollo Pesquero Almería Occidental, tuve claro que uno de los proyectos a abordar era el de la empresa enrutados.

Cuando me dispuse a entrevistar a Juan José Amate su relato fluía y lo hacía con dardos conceptuales que me parecían del todo convenientes, destacando entre los mismos la aclaración del concepto de economía social (no exclusivo de las cooperativas) y su definición de sostenibilidad, de la que he aprendido, trasladándola a partir de ahora a mi alumnado cuando me refiera a la cultura de la empresa.

El resultado, un HEBRA que se acerca a la media hora y un solucionario en el que he intentado que el profesorado pueda extraer el mayor rendimiento a la sabiduría que encierra este ambientólogo.

Juan José no me da la impresión de venir de vuelta cuando ni siquiera ha ido, impresión que me sugieren la nueva era de gurús del emprendimiento. Cuánta tontería y cuanto iluminado. !Por Dios! Hay un mundo más acá del libro de autoayuda. Más bien, Juan José Amate da la impresión de estar yendo continuamente, intentando aprender del camino recorrido.
Es en ese camino en el que, de vez en cuando, nos encontramos y hablamos sobre lo humano y lo divino. En mi caso, aprendiendo para enseñar mejor.

Maestros y maestras, necesarios como el pan de cada día

Emprender, emprendedores, emprendimiento,… Estas palabras, como otras, se alejan de su contenido de tanto emplearlas como justificación de programas de dudoso resultado.

También en plan «gurú» nos hablan de aprender, desaprender, reaprender,… Qué decir de la eterna revolución de las aulas, del modelo finlandés, del debate de las tareas para casa, de la necesidad de una formación más práctica, del área de confort,….

A todo esto, sociólogos nos hablan de la generación express. Esta generación que a modo de coitus interruptus considera que el texto es innecesario, gestionando sentimientos a golpe de postureos varios y de comportamientos que parecen instalados en una eterna adolescencia.

Ante tanta tropelía y atropello, la docencia o el magisterio parecen relegados a un segundo plano. Las píldoras formativas se indigestan y los cursos de formación son de todo menos ocupacionales. A los datos me remito.

Los planes de estudios son de gabinete y el conocimiento se desdeña con despecho. Para qué la filosofía, para qué el arte, para qué la música,… No toquemos la religión (como esfera íntima es respetable), tampoco a la educación concertada ¡Qué atrevimiento!

Discrepar es atentar, opinar es ofender, tener criterio y mostrarlo nos hace formar parte de sospechosas logias. Me siguen apareciendo Orwell y Huxley por todos lados.

Preocupado por excederme en relación a las líneas que pudieran resultar oportunas, continúo esta disertación bloguera.

Apasionado del Slow Emprende (término cool que aporto para póster y carteles sobre el estreñimiento, perdón emprendimiento), considero que la solución pudiera estar en la docencia real, en el magisterio.

Después de varios cursos formando al profesorado en el fomento de la vocación emprendedora (me gusta más el concepto desarrollo de la iniciativa personal), he evaluado a docentes brillantes que con sus métodos superan las expectativas de las competencias a desarrollar. Este talento deriva en la mayoría de los casos de su gestión del conocimiento y de su capacidad docente, pocas veces del seguimiento de proyectos educativos «para emprender» sesgados y caducos.

Preformación Preformación Equipos Directivos Sevilla (25 de febrero de 2013)

Sesión preformación Equipos directivos centros educativos Junta de Andalucía (Sevilla)

Porque lo importante es conocer y disfrutar conociendo, para con ello seguir aprendiendo y tener más bazas para decidir.

Para ello, a pesar del golpe a golpe al que se ven sometidos, maestros y maestras son necesarios como el pan de cada día.

Todo el mundo habla de la necesidad de cambiar el sistema educativo. ¿Han preguntado a la docencia? Llevo años proclamando la necesidad del empoderamiento docente, la necesidad de un enfoque ascendente que dote de autonomía evaluada a los centros. Probablemente la solicitud entrañe una dificultad insalvable: la necesidad de contemplar medidas a largo plazo, más allá de los períodos que comprenden unas legislaturas cada vez menos duraderas.

Viñeta de El Roto empleada como epílogo en la formación

Viñeta de El Roto empleada como epílogo en la formación

Ante tanta memez recuerdo a Don Nicolás, a Don Indalecio, a Don Rafael, Don Juan Rosillo,… Más reciente es el recuerdo de Adelina, Adriano o Manuel,… Maestros y profesores que intentaron enseñarme a pensar y que provocaron mi gusto por conocer. Junto a los anteriores, los maestros y profesores de mis hijos por acción u omisión, hay mucho más de los primero, me llevan a la convicción del papel crucial del magisterio en el desarrollo de la iniciativa personal. Si prefieren la terminología «gurú» podríamos concluir que la docencia real es imprescindible para desaprender, aprender o reaprender; también para fomentar la vocación emprendedora.

Francisco Ginés de Los Ríos: la importancia del magisterio

Don Francisco Giner de los Ríos

Don Francisco Giner de los Ríos

El fomento de la cultura emprendedora se impone como necesidad en las últimas décadas, resultando prioritario tras la crisis que asola a la sociedad occidental desde hace algunos años.

En este sentido, desde distintas parcelas se han promovido proyectos o intervenciones de carácter educativo en los que la empresa, en la mayoría de ocasiones de forma forzada y excesiva, ha sido el centro, incidiendo con mayor o menor insistencia en los aspectos que tienen que ver con la motivación del alumnado y con el fomento de la iniciativa personal.

En esta línea, desde la parcela universitaria se incluyen asignaturas de creación de empresas que no sólo se vinculan a las carreras universitarias relacionadas con la administración de empresas, sino que afectan a otras disciplinas: humanidades, ciencias de la salud, ingenierías,…

Es la formación profesional, la vía o itinerario formativo que de una forma más directa ha optado por el planteamiento del autoempleo como fórmula de inserción empresarial, siendo esta búsqueda más evidente en la asignatura “Empresa e iniciativa emprendedora” que en la asignatura “Formación y Orientación Laboral”.

En el bachillerato es menos evidente esta búsqueda de la orientación hacia el autoempleo, encontrando algunas referencias en las asignaturas del itinerario de bachillerato relacionado con las ciencias sociales.

Se ha incidido en exceso en la vinculación de la iniciativa emprendedora a la empresa, porque como ya indicara en el manual “Enseñar a emprender. Salvando estereotipos” es necesario comprender el hecho de emprender de un modo poliédrico. Una revisión de los proyectos institucionales EME y EJE, que serán foco de análisis de otro post , permiten observar ese exceso de focalización empresarial.

Una persona que acompañe a un familiar a la terapia de grupo de un programa de  desintoxicación de personas alcohólicas es una persona emprendedora, una persona que participa en su empresa de forma proactiva siendo contratada por cuenta ajena  es una persona emprendedora y, cómo no, una persona empresaria que actúa de forma responsable también lo es, sea cualquiera la figura jurídica bajo la que desarrolla su actividad empresarial.

Del mismo modo, cuando en ciclos educativos previos a la inserción laboral se vincula la iniciativa emprendedora al mundo empresarial, se cae de forma reiterada en el error de vincular exclusivamente el hecho de emprender empresarialmente a la simulación del funcionamiento de la empresa. Para ello, invito a la revisión de los materiales, intervenciones y proyectos ya desarrollados en relación al fomento de las vocaciones emprendedoras empresariales en los estudios de formación profesional y bachillerato.

El sistema educativo es por naturaleza emprendedor, lo fue, lo es y lo seguirá siendo.

Desde siempre me ha apasionado el concepto de educación inspirado por la Institución Libre de Enseñanza, promovida por Don Francisco Ginés de los Ríos y, más tarde por Cossío. Su relación con la Residencia de Estudiantes, la labor de las Misiones Pedagógicas nos hablan de un sistema educativo que es, por naturaleza, emprendedor.

Hace unos años, meses antes de morir, mi tío Cristóbal Rodríguez Cirera me hablaba de como acompañaba a mi abuelo Manuel Rodríguez Gil a pueblos cercanos a Alhama de Almería, población de la que eran originarios, para ayudar en el montaje de escenarios y espacios para proyecciones de cine en pueblos cercanos. Investigaciones posteriores me han llevado a comprender que se trataba de las Misiones Pedagógicas desarrolladas en las localidades almerienses de Alhabia, Terque, Alsodux,… Mi abuelo, carpintero y concejal del ayuntamiento alhameño, como tantos hombres y mujeres de su época sin estudios primarios, participaba en la promoción de las Misiones Pedagógicas en cuya fundación participara Nicolás Salmerón y Alonso, presidente de la República Española y alhameño de cuna.

Cuaderno_divulgativo._Giner_de_los_Ríos

Recomendable resulta la película francesa Ser y tener”, película documental en la que se refleja la creatividad, las habilidades y el “elemento” de un profesor de la Francia más rural.

Experiencias como las anteriores me llevan a afirmar que se plantea como extraordinario lo que es ordinario en el quehacer diario docente y que es necesario su empoderamiento.

En la vendimia de Bodegas de Serón. El polvo en los bajos de los pantalones

Mari Cruz, visibilizando la feminización del sector agrario

Mari Cruz, visibilizando la feminización del sector agrario

Comenzaba el verano resolviendo los últimos flecos de proyectos anteriores y comenzando otros proyectos ilusionantes. Proyectos que lo son por la confianza depositada por las instituciones en la trayectoria y por la posibilidad de seguir en contacto permanente con el territorio.

Hace unos meses, ante mi insistencia en la importancia de trabajar acumulando polvo en los bajos de los pantalones, una técnica urbana de una institución que trabaja en beneficio del desarrollo de los pequeños municipios (rurales) hacía el ademán de anotar la expresión. Quien me conoce sabe que hay un café entre que yo interpretara que existía cierto sarcasmo en el gesto o que, por el contrario, considerara que ese gesto era un reconocimiento a mi ingenio.

El verano me ha llevado, entre otras actividades, a pulsar la situación del turismo en la Sierra de Segura (Jaén) y a seguir ayudando a hacer visible el valor que en el municipio almeriense de Serón se está dando a sus productos gastronómicos, importante baza turística.

Como le comentaba a una buena amiga al principio del verano, es un placer trabajar en vacaciones y, para muestra, la jornada en la que asistí a la vendimia de la uva moscatel de Bodegas de Serón.

A pie de viña, cuando amanecía, uno asistía a la explicación de la vinculación del Valle del Almanzora con el vino, tan bien explicada por Diego Gea, joven bodeguero con orientación al cambio pero con el atino de considerar que el origen forma parte del mismo.

Don Miguel o el valor de la experiencia

Don Miguel o el valor de la experiencia

Mientras vendimiaban mujeres y hombres uno observaba las maniobras de Mari Cruz, tractorista experimentada que visibiliza la feminización del mundo agrícola. Pero, sobre todo, resultaba interesante el control de Don Miguel, encargado que suma a su edad y conocimiento un porte que resume el valor de la experiencia. La mirada precisa, la palabra justa y la convicción de la importancia que tiene el primor en la vendimia para una buena añada.

Fueron muchos más los pasajes, pero posiblemente con las imágenes de Don Miguel y Mari Cruz como adelanto sea posible ejemplificar qué es transmitir verdad ante tanto paspartú y cartón piedra de ese neoemprendimiento que alimenta su propia burbuja a base de píldoras y artificios varios, comprender por qué es un gusto trabajar en verano y, sobre todo, hacer visible a aquella técnica urbana que gesticulaba ante mi exposición que entiendo yo por acumular polvo en el bajo de los pantalones.

La Ventana. Fin del curso 2013-2014

 
Acaba el curso 2013-2014 en la Universidad de Almería y, con él, el placer de impartir clase a casi doscientos alumnos y alumnas que terminan su grado e intentan buscar su sitio en un entorno que se muestra hostil.
Tras calificar al alumnado, llevo unos días pensando en cómo despedirme y no sé por qué fuerza del destino me sobreviene de forma constante la imagen de una ventana.

Una tarde de verano en un lugar de la Sierra de Los Filabres

Una tarde de verano en un lugar de la Sierra de Los Filabres


Pudiera sobrevenir por “La ventana indiscreta” de Hitchkock y James Stewart, evocando el intento de mantener la atención del alumnado, intentando imprimir la suficiente fuerza narrativa a mis clases para mantener su atención durante las dos horas efectivas de clase.
Pudiera sobrevenir porque como a León Felipe en su poema “!Qué lastima!” un vistazo por la ventana pudiera bastarnos para sentir todo el ritmo de la vida.
Pudiera sobrevenir por mi querencia por las nubes y el espectáculo que al atardecer me ofrece día tras día la particular ventana que me brinda mi espacio de trabajo
Pudiera sobrevenir por esa muchacha de otro tiempo que mira por la ventana de Dalí a ese mar que parece en calma.
Detalle de "Mujer mirando por la ventana", obra de  Dalí

Detalle de «Mujer mirando por la ventana», obra de Dalí


Probablemente se deba a mi continua invitación a la necesidad de mirar por la ventana como el mejor aprendizaje, comprendiendo nuestro entorno y lo que a nuestro alrededor acontece.
También pudiera ser un pretexto para introducir la “inutile finestra” que cantara y canta Caetano Veloso en su oda al cineasta Michelangelo Antonioni.

Sin duda es una evocación de mi deseo de que encontréis ese elemento del que tanto hemos tratado en clase y de mi agradecimiento por ser partícipes del placer que es para quien esto escribe impartir clase.
Sinceramente, os deseo lo mejor
P.D.: Sabedor de vuestra avidez de conocimiento, proporciono los hipervínculos a los recursos citados. A esta altura no vamos a perder las buenas costumbres

Guardería El País de los Cuentos: Serie Documental HEBRA Subbética

Al País de los Cuentos se llega tras entrar por una cancela que deja entrever una construcción de ladrillo visto a la que adornan hiedras y enredaderas varias. A la izquierda un pasillo con cuidado jardín y un cartel de madera que incita a adentrarnos en un universo de ilusiones y proyectos de vida que obligan a bajar la mirada. A pesar de la pérdida de nitidez en el sonido grabado, este espacio y sus sonidos representan el espíritu del centro, abierto al entorno que le rodea.

El País de los Cuentos

En este entorno, con pasión y responsabilidad, se desenvuelven Ana y María José, con sus delantales de colores, poniendo orden en ese caos ordenado que es siempre una guardería. En ese entorno la conversación se convierte en una mezcla de aspectos técnicos y cuestiones puramente actitudinales. ¿No es esa mezcla lo que llamamos emprender?

El lugar tiene algo de antes, que no de antiguo y, es por ello, por lo que el estudio de caso ha de hacer un ejercicio de contención emocional por quien lo desarrolla, para centrarse en los aspectos técnicos y para atender como en anteriores a aspectos relacionados con el ciclo emprendedor, esa sucesión de decisiones que minimizan el riesgo asociado a cualquier iniciativa emprendedora.

Con la guardería El País de Los Cuentos llegamos al final de la serie documental Historias de Empresas de Base Real Andaluzas Subbética Cordobesa, base de la acción formativa en la que hemos formado al profesorado de la comarca en el fomento de la cultura emprendedora en base al documental y, con ello, le hemos acercado a experiencias de base endógena revisando aspectos relacionados con el ciclo emprendedor.

La serie, desarrollada como en otros ámbitos en base a un marco territorial o sectorial, acumula unos 75 minutos de producción documental, distribuidos en cinco documentales: Laboratorios Oleosur y Granja Escuela La Subbética en Priego, McDonald’s en Lucena, Peluquería Magdalena Linares en Luque y, por último, Guardería El País de Los Cuentos en Cabra.

Acompañan a estos 75 minutos el desarrollo de una propuesta de aplicación didáctica en el que se proponen dos vías de uso en el aula: expositiva o reflexiva. En total, poco más de setenta páginas en las que se interpreta el caso y se realizan vínculos para aprender a tratar la información y, lo más importante, comprender la base de las decisiones.

A estas acciones le anteceden otras que plantean la formación integral del profesorado que ha realizado a lo largo de un año un esfuerzo por comprender un concepto y un método en el que su figura se considera protagonista y fundamental.

De la formación panorámica que considera el hecho de emprender de forma poliédrica y multinivel (Enseñar a Emprender. Salvando Estereotipos), pasamos a una formación específica para niveles de preinserción o de secundaria (Enseñar a Emprender. Empresa e Iniciativa Emprendedora). Por último, centrados en la aplicación en el aula, trabajamos en base a recursos empleados por el alumnado directamente (apoyados en guías docentes precisas y elaboradas), también lo hacemos en base a un simulador que permite reproducir la toma de decisiones secuencial que es propia de una iniciativa emprendedora (simulador CRECE).

Como en otros casos, uno ha considerado fundamental cumplir con lo indicado, siendo fiel con lo propuesto y haciéndolo con rigor, sencilla y naturalmente, sin estridencias.